Exportar (0) Imprimir
Expandir todo

Análisis de datos del contador de rendimiento

El análisis de datos del contador de rendimiento consiste en examinar los valores del contador que se muestran cuando el sistema está realizando diferentes operaciones. Durante este análisis, puede determinar qué procesos son los más activos y qué programas o subprocesos están monopolizando un recurso, si así ocurre. Mediante este tipo de análisis de datos de rendimiento, es posible comprender cómo responde el sistema a las demandas de trabajo.

Asimismo, y como resultado de este análisis, puede descubrir que su sistema responde satisfactoriamente en algunos momentos e insatisfactoriamente en otros. Dependiendo de las causas de esas variaciones y del grado de diferencia, puede elegir entre adoptar acciones correctivas o aceptar dichas variaciones y retrasar la optimización o actualización de recursos hasta otro momento.

El nivel de rendimiento del sistema que considere aceptable cuando esté ejecutando una carga de trabajo típica con todos los servicios requeridos es su punto de referencia. El rendimiento básico es un estándar subjetivo que determina el administrador a partir del entorno de trabajo. Puede corresponder a una serie de valores de contadores, incluidos algunos que circunstancialmente sean inaceptables, pero que generalmente indiquen el mejor rendimiento posible según las condiciones específicas establecidas por el administrador.

Determinar los valores aceptables de los contadores

El intervalo de operación normal para cada uno de los contadores de un sistema típico viene determinado por una amplia gama de factores. Es necesario hacer pasar al sistema por un gran número de condiciones y desarrollar la capacidad de analizar qué intervalos de funcionamiento son los normales para dicho sistema. Debe registrar esos valores normales en archivos de registro para futura referencia. Después, al realizar cambios en la carga de trabajo o en el hardware, podrá consultar la experiencia anterior como punto de referencia.

En general, decidir si un valor de rendimiento es o no aceptable supone un análisis subjetivo que varía significativamente según los entornos de usuario. Los valores que establezca como punto de referencia de su organización son la mejor base para realizar comparaciones. Deberá realizar pruebas de carga a las aplicaciones antes de su lanzamiento y determinar los umbrales de rendimiento que causan problemas. Después de lanzar la aplicación en un sitio en actividad, puede supervisar el rendimiento y adoptar las medidas oportunas si se superan dichos umbrales.

Vea también

Adiciones de comunidad

AGREGAR
Mostrar:
© 2014 Microsoft