Exportar (0) Imprimir
Expandir todo
Expandir Minimizar

Parallel Series: Aclarando conceptos base


Lluís Franco, Microsoft MVP

http://lluisfranco.com/category/language/spanish/

http://www.linkedin.com/in/lluisfranco

https://twitter.com/lluisfranco



Cuando hablamos de programación paralela conviene tener bastante claros algunos conceptos a nivel de sistema operativo. En este apartado trataremos de aclarar estos términos, ya que más adelante los usaremos frecuentemente.

Procesos (Processes)

Toda aplicación ejecutándose en el sistema operativo existe dentro del contexto de un proceso, aunque no todos los procesos se corresponden con aplicaciones visibles. Basta abrir el administrador de tareas para comprobar que la lista de procesos es bastante mayor a la de aplicaciones. Eso es así porque pueden corresponderse a servicios, aplicaciones no visibles o porque algunas aplicaciones -como algunos navegadores- están diseñadas para crear varios procesos.


Dn197255.7B0D3EB12162CFF2E386CB793BCD8FEE(es-es,MSDN.10).png

Un proceso proporciona los recursos necesarios para ejecutar un programa. Contiene un espacio de memoria virtual, código ejecutable, un contexto de seguridad, un identificador de proceso único, variables de entorno, y al menos un thread de ejecución.

Dn197255.7DAF37BDB7E4B4A1027F63D507F19E36(es-es,MSDN.10).png

Cada proceso se inicia con un único thread, a menudo llamado thread principal. Pero puede crear threads adicionales, que pueden ser utilizados para encargarse de diferentes tareas.

Hacer llamadas entre procesos resulta complejo y muy costoso en términos de rendimiento debido a que deben usarse mecanismos especiales como pipes, sockets o llamadas RPC (Remote procedure call).

Dominios de aplicación .NET (AppDomains)

Al ser .NET una plataforma que ejecuta código administrado, los procesos que se crean al ejecutar éstas aplicaciones son un poco diferentes, ya que cuando se diseñó .NET una de las máximas preocupaciones fue la de tratar de mejorar el manejo de los procesos clásico o no administrados. Por ello se creó el concepto de dominio de aplicación, que podría definirse como un proceso lógico dentro del proceso del sistema operativo.

Dn197255.9906278D58DEBA5AD040EE4450276935(es-es,MSDN.10).png

La gran diferencia es que dentro de un proceso podemos crear distintos dominios de aplicación y cargar en cada uno de ellos varios ensamblados, y aprovechar que las llamadas entre distintos dominios de aplicación y los ensamblados que contienen son mucho más rápidas que entre procesos. Si uno de estos ensamblado debe ser compartido entre dos dominios de aplicaciones éste se copia en cada uno de los dominios.

De este modo, al usar los dominios de aplicación se obtiene la ventaja de aislar el código de un proceso a otro, pero sin pagar el sobrecoste dedicado a realizar llamadas entre procesos.

Hilos (Threads)

Un thread es la entidad dentro de un proceso encargada de ejecutar el código. Todos los threads que contiene un proceso comparten los recursos y memoria virtual de éste, y mantienen controladores de excepciones, una prioridad de programación, almacenamiento local, y un identificador de thread único.

Los threads son independientes a los dominios de aplicación, de forma que podemos pensar en ellos como elementos transversales que pueden saltar de un uno a otro a lo largo del tiempo. No existe ninguna correspondencia entre el número de threads y de dominios de aplicación.

Por defecto, todos los procesos se crean con un thread por defecto llamado thread principal, aunque en las aplicaciones .NET se crear al menos dos, ya que es necesario al menos un segundo thread para administrar el recolector de basura. No obstante cada proceso puede crear un número casi ilimitado de ellos, aunque en última instancia el sistema operativo siempre tiene la potestad de priorizar a la baja estos hilos o incluso congelarlos.

Dn197255.258111BA28F97CE98C4198F99DD226E7(es-es,MSDN.10).png

Realizar cambios de contexto entre threads es muchísimo más rápido que los cambios de contexto de proceso. De hecho en los sistemas operativos que utilizan multitarea preemptiva (la gran mayoría hoy en día) el sistema operativo va cediendo una pequeña fracción de tiempo a cada uno de los threads de cada uno de los procesos cargados para que ejecuten una porción de su código ejecutable, dando la sensación de que varias aplicaciones se ejecutan al mismo tiempo.

Este tipo de multitarea tiene la ventaja frente a sus predecesores de que si un proceso deja de responder, el sistema no se colapsa y puede seguir respondiendo sin verse afectado por la caída del mismo. Esto en la práctica ha significado la casi desaparición de las llamadas BSOD (Blue Screen Of Death).

Multihilo (Multithreading)

A la capacidad que tienen los procesos de crear distintos threads ejecutándose simultáneamente es a lo que llamamos Multithreading. Y nos ha permitido simular la multitarea en los ordenadores personales de la última década y media. Esto es así porque aunque físicamente sólo hay un microprocesador, en términos del sistema operativo éste cede un periodo de tiempo a cada thread de cada uno de los procesos cargados en el sistema, y al repetirse una y otra vez produce la sensación de que todas las aplicaciones se ejecutan al mismo tiempo, pero nada más lejos de la realidad. Al menos hasta hace poco.

Dn197255.EFFDA9176569D95C7FBD3FF9284BEAE0(es-es,MSDN.10).png

Paralelismo (Parallelism)

Con la aparición de los primeros microprocesadores con varios núcleos, al fin se pudo ejecutar código en paralelo y obtener la tan deseada multitarea real, ya que distintos threads pueden ejecutarse en distintos cores al mismo tiempo. De modo que a más cores, más threads pueden ejecutarse y por consiguiente más código.

Dn197255.C890F70F44022B0D32AD7B8190FEEBF1(es-es,MSDN.10).png

Hace apenas cuatro o cinco años de la aparición de los primeros dual core, sólo un poco más tarde aparecieron los quad core, y hoy en día es bastante habitual ver estaciones de trabajo con 8 y hasta 16 cores. En cuanto al futuro, nadie sabe al ritmo que evolucionará esta tecnología, pero los chicos de Intel hace más de dos años ya filtraron imágenes de un Windows Server 2008 con 256 cores. Incluso los súper ligeros procesadores para teléfonos y tablets basados en ARM están empezando a lanzar modelos de dos y cuatro cores.

Dn197255.3126C3AF40FE2880304E565647ABAA7E(es-es,MSDN.10).png

Volviendo al ejemplo de los monos, resulta muy tentador pensar que si aprovechamos toda la potencia de los nuevos núcleos podemos obtener ganancias de rendimiento espectaculares y escribir los 200 tomos en el tiempo que escribimos uno de ellos.

Evidentemente esta afirmación es un poco exagerada, ya que siempre va a haber un arduo trabajo de sincronización entre los diferentes monos… perdón threads. Con todo, la ganancia es espectacular, llegando fácilmente a multiplicar x5 o x6 en un entorno con 8 cores. Algo nada despreciable en según qué procesos. De modo que viendo el número de cores hacia dónde nos movemos, a mi juicio se hace imperativo conocer -si no dominar- la TPL.

Antes de terminar, un consejo

Como se ha visto, sólo puede existir paralelismo real en una estación con varios cores. De otro modo el código funcionará sin errores pero solo utilizando el único core de la máquina. Así que un error bastante común entre los desarrolladores es utilizar máquinas virtuales para desarrollar, y olvidarnos que la mayoría no permiten especificar varios cores. De modo que es bastante probable que alguna vez nos encontremos refunfuñando porque un código bien escrito no obtiene ninguna ganancia cuando lo ejecutemos dentro de una máquina virtual.


Mostrar:
© 2014 Microsoft